Juez de Texas que decidirá ley antisantuario SB4 da una pista sobre su posible decisión – Univision

0




Faltan más de dos semanas para que el juez Orlando García escuche los primeros argumentos legales contra la medida SB4 de Texas, que busca expandir la cooperación a nivel local con los agentes federales de inmigración.

Pero un fallo que emitió ese juez esta semana parece arrojar la primera pista sobre cómo decidirá el tan esperado caso, presentado en su corte de distrito por varias ciudades y condados que quieren frenar la ley estatal.

García decidió el pasado lunes una parte de la demanda Trujillo Santoyo v. Bexar County, con la que un inmigrante denunció a las autoridades de una cárcel que lo mantuvo encarcelado por más de 70 días sin una orden judicial, basándose en una solicitud que recibió el recinto del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

El inmigrante, Julio Trujillo Santoyo, llevaba ya dos meses en esa cárcel del condado de Bexar cuando una corte desestimó los cargos de asalto en su contra. Pero en vez de liberarlo en ese momento, las autoridades lo mantuvieron detenido por 76 días adicionales, cumpliendo el pedido de ICE de aguantar al hombre temporalmente mientras llegaban a recogerlo. •

Desesperado tras el primer mes de su detención extendida, Trujillo Santoyo escribió a las autoridades para saber cuándo sería liberado. Afuera de la cárcel, su novia también intentaba averiguar por qué lo mantenían preso sin que se le presentaran nuevos cargos.

La respuesta del condado fue simple: “Detenido para ICE”.

En todo el país, ICE envía rutinariamente sus llamados ‘detainers’, con los que pide a las cárceles que mantengan a reos encarcelados por hasta 48 horas mientras la agencia obtiene custodia de ellos. Estas solicitudes son voluntarias, por lo que las cárceles pueden dejar ir a la persona en contra de los deseos de la agencia.

En muchas ciudades y condados santuario, las cárceles han dejado de cumplir los ‘detainers’, por lo que sus opositores critican que estas jurisdicciones liberan a los inmigrantes criminales en vez de entregarlos a ICE para ser deportados. •

En Texas, por ejemplo, la alguacil Sally Hernández anunció en enero que rechazaría los ‘detainers’ de ICE en las cárceles del condado de Travis, a menos que la persona que buscaran deportar hubiera cometido un delito grave como asesinato. •

Esa decisión de la alguacil enfureció al gobernador Greg Abbott, quien le quitó a su condado una subvención de $1.5 millones y pidió al congreso estatal que aprobara de emergencia una medida para “eliminar las ciudades santuario”.

Unos meses más tarde, los legisladores republicanos de Texas cumplieron el pedido del gobernador. En mayo Abbott pudo firmar la controversial SB4, que entre otras cosas obliga a los alguaciles, jefes de policía y administradores de cárceles a cumplir cada ‘detainer’ que envíe ICE, convirtiendo el rechazo de estas solicitudes en un delito menor.

El pasado lunes el juez García envió un mensaje claro sobre los ‘detainers’, fallando a favor del inmigrante que fue encarcelado por 76 días adicionales y declarando que las autoridades violaron sus derechos constitucionales al mantenerlo preso por orden de ICE. •

“La corte concluye que (…) la política del condado de Bexar de honrar los pedidos de detención de ICE fue la fuerza detrás de las violaciones de los derechos del demandante bajo la Cuarta y Decimocuarta Enmienda (de la Constitución de Estados Unidos)”, dice en parte su decisión. •

Esto parece indicar que el juez se inclina hacia la idea que plantean quienes buscan frenar la SB4; estos demandantes argumentan que la medida viola el derecho constitucional de cada individuo a no ser detenido sin causa probable y a pasar por un debido proceso judicial antes de ser encarcelado.

“Nunca predigo lo que hará un juez, porque eso nunca es algo bueno para hacer como abogado, pero el fallo sí da ciertos indicios sobre lo que el juez podría estar considerando en términos del mandato de la SB4 sobre los ‘detainers'”, explicó a Univision Noticias el abogado Andre Segura, parte del Proyecto de Defensa de Inmigrantes de la organización ACLU.

Segura afirmó que no queda claro si el juez catalogó todos los ‘detainers’ como inconstitucionales, o si la caracterización aplica solo a este caso específico. •

En todo caso, aseguró, el juez parece opinar que no se puede obligar a las cárceles a cumplir todas las solicitudes de detención de ICE, como establece la SB4, pues en ciertos casos, como el de Trujillo Santoyo, ese mandato violaría los derechos de los detenidos.

“Sin entrar en el detalle sobre si los pedidos son constitucionales o no, la premisa básica de la decisión del juez es que las autoridades deben tener la discreción a la hora de honrar o no los pedidos de detención de ICE y deben poder determinar si el pedido es legal y si tiene justificación”, explicó.

La corte de García no es la primera en llegar a la conclusión de que los ‘detainers’ pueden violar la Constitución.

En varios casos tomados por la ACLU, al menos nueve cortes en el resto del país han fallado de manera similar, en casos donde inmigrantes recibieron decenas de miles de dólares a través de acuerdos fuera de corte tras ser detenidos erróneamente. •

En instancias como la de Trujillo Santoyo, ICE envió ‘detainers’ para mantenerlos encarcelados pero luego olvidó buscarlas en el período máximo de 48 horas. En otros más extremos, ciudadanos estadounidenses han permanecido presos bajo estas solicitudes por instancias de perfil racial o de información equivocada.

En un incidente en marzo, por ejemplo, una ciudadana estadounidense llamada Guadalupe Plascencia fue transferida indebidamente de una cárcel a un centro de detención de ICE en California, incluso tras mostrarle a las autoridades una licencia de manejo estatal y asegurar que era ciudadana.

“Me dijeron: ‘si eres ciudadana estadounidense, ¿dónde están tus papeles?’. Les dije que estaban en la casa y se empezaron a reír”, relató la estilista de 59 años, quien ha tomado pasos para demandar al condado de San Bernardino por el malentendido. •

Intentar evitar este tipo de situación será imposible —e ilegal— en Texas a partir de septiembre, cuando se implemente en todo el estado la nueva ley antisantuario. “La SB4 hace todo lo contrario”, afirmó Segura. “Obliga a los oficiales locales a aceptar a ciegas cualquier ‘detainer’, incluso cuando no hay causa probable para mantener a la persona detenida”. •